Charla “Los relatos salvajes de la vida cotidiana”

Los relatos salvajes de nuestra vida cotidiana serán analizados por el Dr. Roberto Rosler

Organizada por la revista Aula Abierta y la Fundación OSDE, con el auspicio de la Asociación Educar para el Desarrollo Humano, el martes 9 de mayo se presentará el Dr. Roberto Rosler con la charla “Los relatos salvajes de la vida cotidiana”. La misma tendrá lugar en el auditorio de OSDE Filial Mar del Plata, av. Colón 2909 2° piso, con entrada libre y gratuita y dirigida a todo público.
Según el distinguido disertante, “nuestro sistema nervioso central ha ido aumentando en tamaño y complejidad a lo largo de la evolución humana, ya que un cerebro más eficiente aumenta las posibilidades de éxito en la supervivencia y la reproducción. No deja de ser paradójico que, al observar ciertos trastornos con bases afectivas que nos aquejan en la actualidad (estrés, obesidad, fobias, etc.), tengamos la extraña sensación que estamos observando los relatos salvajes de nuestras emociones. Nuestro cerebro estaba brillantemente adaptado a su ambiente ancestral y hoy tenemos un cerebro del Paleolítico viviendo bajo las normas socioculturales del siglo XXI. Y esto no deja de ser un cocktail explosivo”. Desde este marco conceptual y con un estilo accesible y dinámico, el Dr. Rosler nos ayuda a analizar esta paradoja con una mirada evolutiva que nos permite comprenderla y superarla.

Roberto Rosler es neurocirujano, e introdujo innovaciones en procedimientos quirúrgicos que lo llevaron a recibir reconocimientos como el Premio Neurocirugía (otorgado por la Sociedad Argentina de Neurociencias), el Premio Raúl Carrea (de la Asociación Argentina de Neurocirugía), el Premio Julio Monereo en Oncología Pediátrica y el Premio otorgado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva. Es Director Académico de la Asociación Educar, Médico Neurocirujano egresado con Diploma de Honor (UBA) y Profesor Titular de Neurofisiología de la Carrera de Médico Especialista en Neurología de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Con el paso de los años, Rosler empezó a preguntarse si todos los males de sus pacientes podían explicarse a partir de la interacción entre neuronas y moléculas. “La neurofisiología que se enseña en la Facultad de Medicina es ortodoxa, sigue la separación entre el alma y el cuerpo iniciada por Descartes”, afirma Rosler. “Como los afectos no se pueden medir, muchas veces los médicos desatendemos ese campo. A veces un paciente dice que se siente mal, pero si todos sus análisis de laboratorio arrojan resultados normales, nosotros le decimos que está bien.” Entendiendo que quizá había una manera de tender un puente entre lo que Descartes había separado, Rosler inició sus lecturas en torno a la neurobiología de la afectividad, un área de estudio relativamente nueva, que “analiza los circuitos del sistema nervioso que ayudan a explicar emociones como la agresividad, la tristeza y el miedo”. Empezó entonces a considerar muchos padecimientos desde una nueva óptica. “Vivimos en la modernidad, pero nuestro cerebro sigue siendo del paleolítico”, afirma. “Algunos síntomas que consideramos patológicos, en realidad no son más que reacciones sanas.”
Actualmente, Roberto Rosler trabaja como neurocirujano en el Hospital Británico y como docente en la Facultad de Medicina de la UBA y en la Maestría en Neuropsicología del Hospital Italiano. Su doble interés por la fisiología del sistema nervioso y por la neurobiología afectiva, se ve reflejado en su producción escrita más reciente: es autor de los libros “Del síntoma al diagnóstico neurológico”, “Un viaje neurobiológico al interior del lenguaje”, “Tratamiento neuroquirúrgico de la neurosis obsesivo compulsiva” y “Bases neurobiológicas del psicoanálisis”.

Deja un comentario