“COSTA & PAMPA” ofreció una experiencia enológica y gastronómica única

El Reflector participó, por invitación de la bodega Trapiche, de  una excelente experiencia gourmet en sus viñedos con influencias oceánicas denominados “Costa & Pampa” en Chapadmalal.

El evento contó con la presencia de destacadas personalidades y combinó la degustación de sus vinos con los exquisitos platos preparados por el chef Pablo Massey. La idea fue disfrutar de un atardecer en la bodega compartiendo una propuesta incomparable, con miras a la temporada que se avecina y a modo de cierre del año.

Nos deleitamos con exclusivos vinos y exploramos un mundo de aromas, sabores y sensaciones. Todo en un entorno incomparable.

Entre los vinos que pudimos apreciar se destacó el Gewürztraminer, un novedoso varietal con notas cítricas y especiadas (muy aromático).  Ideal para disfrutarlo con pescados, mariscos, carnes blancas y platos de vegetales.

También sobresale la variedad Riesling, cuyas notas florales frescas y minerales típicas cuyo Maridaje ideal  es como aperitivo y  en combinación con pescados quesos y vegetales. Acompaña muy bien platos gratinados y carnes blancas.

Degustamos asimismo sus espumantes Extra Brut y Rosé y las variedades Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc.

Chapadmalal es un lugar privilegiado para el desarrollo de vinos. Plantados al nivel del  mar y a 3 km de la costa, los viñedos crecen bajo un clima más húmedo y más frío que los de montaña, ideal para varietales de ciclo corto.

A diferencia de los viñedos de montaña, no necesitan ser irrigados por el hombre para su crecimiento. Las temperaturas máximas moderadas y noches frescas otorgan una menor acumulación térmica a lo largo del ciclo vegetativo.

Esto da como resultado una serie de vinos más frescos y delicados, de gran complejidad aromática y buen volumen. Con la particularidad de poder cultivar algunas cepas poco conocidas en nuestro país.

Foto: gentileza Trapiche

Según expresan los organizadores del encuentro “el particular clima de la costa, la majestuosidad del atlántico sur, la belleza de los campos y el carácter visionario de Trapiche se unieron para darle al mundo un vino naturalmente especial. Un producto que está en perfecta sintonía para cautivar a los paladares más exigentes”.

Marcelo Pérez Peláez (@mperezpelaez)

 

 

 

 

Deja un comentario