EROTAI regresa a escena y celebra su ESTRELLA DE MAR

Luego de ser galardonada con el Estrella de Mar, la Compañía de Danza Montserrath Oteguí vuelve a escena

En el marco de los festejos por los diez años de la Compañía que encabeza, Montserrath Oteguí vuelve al Teatro Colón este miércoles para una nueva función de “Erotai”. Luego, esta pieza ganadora del Estrella de Mar 2017 como Mejor Espectáculo de Danza, despedirá la temporada el 22 de febrero.

Este miércoles 8 de febrero a las 21 hs., Montserrath Oteguí subirá nuevamente al escenario del Teatro Municipal Colón, ubicado en Hipólito Yrigoyen 1665. Será la penúltima oportunidad para disfrutar de la más reciente creación de la bailarina, en la que aborda la temática del amor como eje principal y resume así el camino de sus diez años de autogestión y apuesta artística.

EROTAI significa “interrogarse” y remite a todos los cuestionamientos que el ser humano se hace a lo largo de su vida, dudas en las que siempre ronda el amor en todas sus variantes. Inspirada en textos de Platón y Aristóteles, la obra sumerge al espectador en el origen del amor y en la búsqueda del amor propio. “Cada persona debe convertirse en un ser completo para unirse al otro desde su individualidad y desde allí complementarse”, explica.

El espectáculo –recientemente distinguido con el Premio Estrella de Mar al Mejor Espectáculo de Danza– se compone de catorce cuadros interpretados por un ballet de siete integrantes. Angeles Pagella, Brian Hilario Celaya, Cristian Antún, Florencia Morcia, María del Mar Videla y María Luisa Casariego acompañan a la coreógrafa en escena. Juntos recorren una variada selección musical de distintos países que culmina con una composición original de Montserrath Oteguí, su hermano Leonardo y el músico Raúl Bao. El vestuario confeccionado por Olga Saidán y el diseño de luces de Gustavo Martincic potencia el trabajo interpretativo logrado sobre el escenario. Además, desde bambalinas, Sergio Morale acompaña el trabajo de la compañía como asistente de dirección.

Desde el año 2006 Oteguí dio vida a variadas producciones sobre la divinidad, la creación, la verdad, el amor y la imaginación, entre otros. Uno de los intereses principales de la artista fue la poética (de su autoría) en cada una de sus obras, porque considera que su misión será siempre lograr trascender la belleza de la danza y lo especular de su técnica mediante un mensaje que conmueva al espectador.

Deja un comentario