“Los imposibles sueños posibles de Don Quijote”, una obra infantil que recrea el clásico de Cervantes

Los imposibles sueños posibles de Don Quijote_estreno2

Con una puesta muy colorida, dinámica y divertida estrenó la obra “Los imposibles sueños posibles de Don Quijote”, en el ciclo “A desaburrir el invierno”. En el marco de los 400 años del fallecimiento de Cervantes Saavedra, autor y padre de Don Quijote; la compañíal TMC! grupo teatral dirigido por la actriz y gestora cultural, María Carreras; presenta en vacaciones de invierno este musical infantil pensado para encontrarse con ese ingenioso y soñador personaje que ha marcado la literatura de todos los tiempos.

La propuesta se desarrolla durante todas las vacaciones de invierno en el ciclo “A desaburrir el invierno” que, como es tradición, se realiza en el teatro Auditorium. La obra se presenta diariamente a las 15 en la sala Payró y puede ser disfrutada por niños, jóvenes y adultos que participen del ciclo. La iniciativa, es auspiciada por la embajada de España en Argentina, y se enmarca dentro de los espectáculos oficiales en homenaje a Cervantes.

María Carreras, directora de “Los imposibles sueños posibles de Don Quijote”, explicó el surgimiento de este espectáculo, “como autora me gusta tomar los grandes personajes que han trascendido los tiempos. Así al cumplirse los cien de Peter Pan de Barrie, estrenamos ‘Peter Pan en busca de los niños perdidos’, en el aniversario de Alicia de Lewis Carroll, estrenamos ‘Las aventuras de Alicia en el mundo bajo tierra’. Y este año al conmemorarse el año cervantino al recordar los 400 años de fallecimiento de Cervantes, me pareció un hermoso desafío inspirarnos en el Quijote para crear ‘Los imposibles sueños posibles de Don Quijote’”.

El equipo que lleva adelante esta obra infantil está compuesto por los actores Rodolfo Barone, Rodrigo Salinas, Josefina Cassanelli, Nathalia Zapata, Lara Colella, Magui Peral y Martín Paigé. En la escenografía, Martha Oses y Claudia Cipolla; en vestuario Vanessa Murro, en coreografía, Paula Lostra; maquillaje: Sandra Rodríguez, en la creación de juegos rítmicos Martin Paigé, en ilustración y gráfica Nicolás Pedrosa, y en comunicación Jimena Ciuró. “Cada proyecto me gusta que sea un desafío artístico para los que integramos la obra, eso demanda equipos de profesionales muy grandes y mucho ensayo, investigación, búsqueda. Para recrear a Don Quijote, y darle una mirada nuestra y contemporánea hay muchas horas de estudio, de ensayo, de intercambio, de juego…”, detalló María Carreras, quien encabeza y dirige este equipo interdisciplinario.

“Los imposibles sueños posibles de Don Quijote nos posibilita crear muchos espacios para la curiosidad, el interés, el descubrimiento, y lo lúdico que desde el lenguaje teatral está presente todo el tiempo. Esperamos que sean muchos los que vengan a disfrutar este gran musical, y puedan tomar contacto con este personaje soñador que nos enseña a perseguir y también a atrevernos a esos grandes anhelos que hay en cada persona”, concluyó la directora.

Sobre la “Los imposibles sueños posibles de Don Quijote”

Una compañía de artistas callejeros llegan al escenario como si fueran los antiguos bululú, juglares medievales, a narrar la historia del ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Pero se encuentran con un público imprevisto: “Mora” una chica inquieta e hiperactiva que quiere ser parte activa del relato. Don Alonso Quijano y sus peripecias cotidianas para lograr ser Don Quijote se mueven entre la realidad y la fantasía; y en un juego de escondidas para escapar al control del ama y al cuidado excesivo de su sobrina.

La obra se basa en los primeros capítulos de la novela cervantina que cuentan como el hidalgo se convirtió en Don Quijote. Se mantienen algunos textos originales que nos permiten conocer y valorar la riqueza del lenguaje cervantino y la forma expresiva del siglo XVII y dan pie a un divertido juego de contrapunto entre el Bululú y la niña Mora, y las palabras de uso actual entre los chicos argentinos.

Deja un comentario